Problemas ortodónticos:
Disfunción de la ATM

¿Qué es la Disfunción de la ATM?

La Disfunción de la Articulación Temporomandibular se refieren a los diferentes Trastornos que pueden surgir en la articulación. La Articulación Temporomandibular o ATM es la articulación que conecta la Mandíbula con el cráneo. Si funciona bien es la que nos permite hablar, masticar, tragar, bostezar…

 

Pero si hay disfunción de la ATM, esto indica que hay una alteración en la función de esta articulación. Los problemas pueden ser intrínsecos a la articulación o deberse a un problema muscular de los músculos que rodean esta articulación y que hacen que funcione.

¿Qué problemas produce la Disfunción de la ATM?

Este Trastorno puede generar distintos síntomas y signos. Dependerá de cada persona y la gravedad del trastorno. Entre los problemas que se asocian a la Disfunción de la ATM pueden surgir:

Dolor en la ATM.

Rigidez de la musculatura de la cara.

Limitación o Bloqueo de la Mandíbula y sus movimientos.

Chasquidos o ruidos en la mandíbula.

¿Cómo puedo saber si la tengo?

La Disfunción de la ATM debe ser bien diagnosticada. Como puedes ver hay muchos factores implicados y es imprescindible un Diagnóstico completo. El diagnóstico debe incluir un TAC y unos modelos montados en articulador en Relación Centrica. En casos más severos puede ser necesario una Resonancia Magnética. Este diagnóstico y su tratamiento tiene que ser realizado por un especialista.

 

Tienes que saber que hay mucho grados de severidad en la Disfunción de la ATM, y no solo por tener dolor de cabeza es sinónimos de una alteración de la articulación.

Pide cita en Llaca y obtén un diagnóstico acertado.

Pide Cita

¿Qué ocurre si no se trata?

La Disfunción de la ATM es un Trastorno Multifactorial. Esto quiere decir que suele estar provocado por varios factores. Además se trata de una alteración degenerativa y crónica.

Esto significa que una vez que se ha producido el daño el tratamiento es para controlarla y evitar que se agrave. Así todo hay cierto casos más complejos que pueden requerir cirugía. Además es un trastorno que no siempre se puede prevenir o evitar que ocurra debido a su característica de Multifactorial.

Así todo es un Trastorno que en función del Diagnóstico que se te haya realizado se puede estabilizar y evitar que siga progresando. Al ser una enfermedad degenerativa, es mejor que acudas a un especialista para saber cuales son tus opciones. Los Drs. Luis e Iciar Llaca te realizarán un Diagnóstico Completo para explicarte tu situación.

  • Desgaste Dentario.

  • Apiñamiento Dentario.

  • Desgaste de los Cóndilos Mandibulares.

  • Dolor.

  • Bruxismo.

  • Artritis.

¿Qué pasa si tengo Disfunción de la ATM?

La Disfunción de la ATM se refiere a un Trastorno en la Función de la articulación temporomandibular o ATM, la articulación de la Mandíbula. Como podéis imaginar es una articulación que usamos constantemente, ya sea para hablar, tragar saliva, masticar y un millón de actividades más.

 

Por esa razón esta articulación está sometida a una mayor sobrecarga. En determinados casos, y por diferentes razones esta articulación puede fallar. Igual que puede lesionarse una rodilla o un tobillo cuando le exigimos demasiado esfuerzo.

 

Una Parafunción es cualquier tipo de actividad oromandibular que implique un trabajo muscular sin finalidad funcional. Esto puede ser morderse un labio, morderse las uñas o masticar chicle. Estas actividades van a crear una sobrecarga muscular que a lo largo del tiempo puede superar la tolerancia individual del paciente.

 

Existen otros factores que pueden estar aumentando esta sobrecarga, como por ejemplo es el estrés o incluso una maloclusión dentaria. Cuando nuestros dientes no muerden bien esto genera unas interferencias que alteran el movimiento natural de la mandíbula. Exigiéndole unos desplazamientos extra cada vez que intentamos cerrar la boca, y lo hacemos de forma inconsciente.

Dentro de la parafunciones que pueden provocar la disfunción de la ATM está el Bruximo. El Bruxismo es una actividad parafuncional ya sea diurna o nocturna que genera un apretamiento y/o rechinamiento dentario. El Bruximo tiene un origen neuromuscular, es decir, es un hábito inconsciente y reflejo. Este reflejo activa la musculatura del cierre mandibular.

 

La consecuencia directa de esta sobrecarga y de las parafunciones es el deterioro de los tejidos orofaciales. Por un lado se deteriora la articulación, pudiendo llegar a reabsorciones condilares severas. Puede producir alteraciones musculares que se refieren como dolor, ya sea agudo o crónico. Esto lo puedes percibir como dolores de cabeza. Por otro lado puede producir Desgastes Dentarios.

 

Como podéis ver es un trastorno severo y complejo. Por tanto su Diagnóstico también es complejo y requiere una serie de registros completos. En LLACA como sabéis damos mucha importancia a realizar Diagnósticos bien hechos con registros de la maxima calidad.

¿Cómo se trata la Disfunción de la ATM?

El Tratamiento de la Disfunción de la ATM va a depender de múltiples factores. Al tratarse de una enfermedad multifactorial en función de sus causas su tratamiento será diferente.

 

Lo primero que tienes que tener claro es que el Tratamiento va dirigido a su control y estabilidad. Una vez el proceso degenerativo haya empezado no se puede recuperar.

 

En función de su gravedad el Tratamiento será más o menos agresivo desde realizar un Tratamiento de Ortodoncia y finalizar con una placa de descarga hasta requerir un Tratamiento Quirúrgico de la Articulación. En los casos más severos se pueden incluso colocar prótesis en la articulación

 

Como siempre no podemos ofrecerte una respuesta estándar. Te mereces el mejor tratamiento y por ello el consejo debe ser completamente individualizado.

El éxito del tratamiento de Disfunción de la ATM  depende de hacer el tratamiento en una clínica especializada por Ortodoncistas con experiencia como los Drs. Luis e Iciar Llaca.

¿Qué es importante saber en relación a la Disfunción de la ATM?

La duración de los tratamiento de Ortodoncia está íntimamente relacionado con los siguientes factores:

  • La Dificultad del caso. Esto quiere decir que cuanta mayor complejidad más tiempo llevará resolverlo.
  • La Experiencia del Ortodoncista. Cuantos más casos como el tuyo haya tratado el Ortodoncista que realice el tratamiento mejor será la evolución del caso. Por haber tratado muchos casos similares, los problemas que puedan surgir se pueden prevenir desde el inicio.
  • El Diagnóstico. Con un buen estudio, completo, con los registros adecuados se puede planificar el tratamiento desde antes de colocar los aparatos.
  • Limitaciones del Tratamiento.
  • Necesidad de Tratamiento Quirúrgico.
×
8